18 de noviembre de 2018

Reformas educativas





  España no es solo uno de los países europeos con mayor índice de fracaso escolar, sino que además es de los que cuentan con menos alumnos excelentes. No deja de ser paradójico que, como apunta Andreas Schleicher, director del Informe PISA, "España aparece mejor situada en los rankings internacionales cuando se considera la proporción de jóvenes que tienen titulación universitaria que cuando se evalúa su nivel de comprensión lectora o habilidad aritmética. Más de un tercio de los graduados universitarios españoles no supera el nivel 2 en la prueba de comprensión lectora. Por tanto, no están suficientemente preparados para lo que sus puestos de trabajo exigen". Aquí subyace un misterio que no es tal: sencillamente, el sistema educativo español fracasa a la hora de cumplir sus objetivos mínimos.

Daniel Capó Faro de Vigo 17.11.2018 |