24 de marzo de 2016

Pedagoxía de camareiro

Sin escuela, somos lo que estamos llegando a ser: postureo y tontería, mujeraje y rascar donde no pica, ocuparse de lo accesorio olvidando lo urgente e importante. Los entrecomillados que vienen proceden de una entrevista que Meirieu concedió al diario parisino "Le Monde" cuando aún la mentecatez y el escapismo no saludaban desde la arena pública. Principios quieren las cosas: "Vivimos, por primera vez, en una sociedad en la que la inmensa mayoría de los niños que vienen al mundo son niños deseados. Antes, la familia 'hacía niños'. Hoy, es el niño el que hace a la familia...(sigue lendo...

Fonte: Reinventemos la escuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario